Vemos que el mundo está sumido en un profundo agujero llamado corrupción y que casi nadie se salva, es una plaga que esta asentada en nuestros gobiernos. Los presidentes que deben velar por los intereses del pueblo son los primeros que meten la mano en nuestros bolsillos, por eso me da tanta satisfacción la noticia de que el expresidente brasileño Lula da Silva ha sido sentenciado a 12 años de prisión, eso en sí ya es un triunfo, que se lleve a la realidad es otra cosa.

Y que decir del expresidente sudafricano Zuma, quien está siendo juzgado también por corrupción. Estoy segura de que la gran mayoría desearía que éste solo fuera el comienzo del final de una era que ha consumido a nuestros países. Por mi parte deseo que el resto de América Latina sea contagiada y que los aires también lleguen aquí a España. Basta de tanto descaro y de tanta miseria de estos gobiernos de aves rapaces.

“Los políticos y los pañales deben ser cambiados con frecuencia y ambos por la misma razón”

George Bernard Shaw

Image Source: Lula Da Silva

Image Source: Zuma